Ir al contenido principal

...topía

Un buen día te vas de viaje y aterrizas en medio de un planeta donde hablan un idioma raro, tienen reglas de tráfico que no hay quien las entienda y te dicen que a partir de ahora eres responsable de que no haya accidentes.

En busca de solución, ya que no tienes muy claro por donde empezar, te acercas a un edificio que alguin te indicó como un punto de partida. En el lugar donde esperabas encontrar una puerta te topas con un portal interdimensional que te lleva a otra galaxia. Después de mucho esfuerzo llegas a volver al punto de partida, algo desconcertada, pero con fe y esperanza.

Otra vez buscas la entrada del edificio, ya que hasta ahora es la única pista que tienes, pero ni por la cheminea, ni por la ventana... ni modo.

Sin embargo ya sabes que necesitas entrar a este edificio para pillar la llave del edificio de al lado, donde se encuentran los planos de la ciudad, imprescindibles para que puedas desempeñar tu tarea. El tiempo se te echa encima, al inicio te lo tomabas con calma, pero ahora sientes que a estas alturas tendrías que ya poder presentar algunos "resultados" y todavía ni siquiera empezaste.

Te gravas como un mantra "me lo tomo con calma... el estres no me ayudará". Pero mientras tanto se hace un atasco tremendo que hace aun más complicado que entres al edificio que necesitas, sin mencionar que aumenta significativamente el caos en la ciudad. Te preguntas cómo estaban funcionando las cosas antes, quién ocupaba tu puesto antes, y cómo es posible que no queda ni un rastro de su existencia, ni una nota de trabajo ni nada...

Un año más tarde, has desarollado un sistema de cuerdas i catapultas por encima de la infraestructura existente que más o menos te permite acceder a los sitios que necesitabas. Eres conciente que cualquier otra persona si encuentra la secuencia corecta también podrá entrar en espacios de acceso restringido, pero vaya, ya lo arreglarás, cuando baje por fin el tráfico.

De mientras resulta que han puesto una desviación y mitad de tráfico de la galaxia pasa justo por tu ciudad, y que no te habían prevenido, obviamente.

Así que todo se complica aún más, ya que tienes que ampliar las calles y edificios de acogida de pasajeros. Aunque sigues sin saber muy bien todavía las reglas de trafico ni construcción, confias que al menos la gravedad funcione más o menos como en tu planeta de partida... Te confunde el hecho que a veces es efectivamente así, pero las otras resulta que no y sin razón aparente cosas o caen o se ponen a volar.

Algunos edificios comienzan a presentar grietas o caerse a trozos, hay una inesperada ola de unicornios que corren por las calles y nadie sabe de donde carajo salen. Justo estas pensando en tomarte unas vacaciones, ya que a lo mejor con un poco de descanso verás cosas con más claridad, cuando de repente te llega una carta indicandote que durante todo este tiempo también tenias la responsabilidad de gestionar la ciudad vecina, y que esto estaba escrito en la pizarra de anuncios del edificio X...

...Sigues pensando que quieres ser sysadmin???